Sumar como pareja
Foto: @dabidargindar

Sumar como pareja

El juego de parejas es el habitual en los frontones durante el año y el Campeonato de Parejas el más largo del calendario competitivo. Sin embargo, sumar como pareja no es sencillo.

Estamos en pleno Campeonato de Parejas. Durante catorce semanas, los mejores pelotaris del momento juegan con el mismo compañero con un mismo objetivo: la victoria del parejas.

Y las parejas que llegan más lejos son las que hacen equipo y eluden el juego individualista. Son las que suman el juego y la visión de ambos pelotaris. Son parejas que potencian las virtudes del compañero y cubren sus debilidades. Son las que buscan una estrategia conjunta y saben ceder el liderazgo al delantero o al zaguero según el momento, el partido o el rival. 

La comunicación, antes y durante el partido
Hablar con el compañero es fundamental para sumar como pareja, según Rezusta. Te ayuda a saber cómo está el otro o a que él sepa cómo estás tú. Entreno con Iker (Irribarria) en gimnasio y en frontón. Hay semanas en que nos vemos todos los días. No preparamos nada especial pero, al entrenar juntos, vemos cómo estamos, dónde fallamos y dónde podemos necesitar ayuda. Antes del partido, dependiendo de qué pareja nos toque, hablamos sobre determinadas estrategias; también sobre cómo podemos hacer más daño. O si uno no tiene su mejor día o está bajo de confianza, que el otro lleve el peso de la pareja.

La compenetración y acoplarte a las características de tu compañero, incluso no explotando las propias para que el compañero juegue más a gusto, es importante para sumar, añade Merino II.  Estudiar el partido y analizar al rival ayuda a tener las ideas claras para saber qué hacer y quitarte los nervios al salir a la kantxa.

Complicidad dentro y fuera de la kantxa
Para que una pareja funcione, lo primero es que haya feeling, química, según Berasaluce II. También es importante la combinación, mezclar un veterano con un joven. El veterano para apoyar y, de alguna manera, guiar. En mis comienzos me ayudó mucho jugar con compañeros como Zezeaga, Beloki…, que ya estaban hechos. A los zagueros que han jugado conmigo, tal vez les haya tocado trabajar más pero siempre he estado ahí animándoles, apoyándoles y buscando el hueco cuando podía terminar.

Confianza y motivación
Confianza en uno mismo y en el compañero y animarse uno a otro es la clave, según Bengoetxea VI. Hay que intentar jugar lo mejor posible, siempre. Para eso, en los malos momentos hay que apoyar al compañero e intentar salir pronto del bache para hacer buen juego todo el tiempo posible. Motivar en los buenos momentos y animar en los malos, esa es la historia. Y una buena relación con el compañero dentro y fuera de la kantxa.

Foto: @pelotamanoblog

Foto: @pelotamanoblog

Foto: @dabidargindar


 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *