Campeones manomanistas de otro tiempo
Urcelay I y Chiquito de Azcoitia. Eibarko Udal Artxiboa
Urcelay I y Chiquito de Azcoitia. Eibarko Udal Artxiboa

                                                      
Campeones manomanistas de otro tiempo

En el juego de pelota a mano, el campeón indiscutible es y ha sido siempre el campeón manomanista, el que vence a otro jugador en todo el terreno de juego.

Atano III. Toribio Jauregi Fondoa. Bergarako Udal Artxiboa
Atano III. Toribio Jauregi Fondoa. Bergarako Udal Artxiboa
Manomanista en Frontón Moderno de San Sebastián. 1910
Manomanista en Frontón Moderno de San Sebastián. 1910

El primer pelotari que retó a otro en toda la kantxa fue Urcelay I, alias Txorrotx, hacia 1895. Urcelay tenía una izquierda de lujo y dio ventaja al que jugó contra él, Urcelay sólo con esa mano y el otro con las dos. Esta fórmula acabó imponiendo una costumbre por la que debía pasar el que quería ser el mejor pelotari de mano.

La costumbre varió pero una forma de ventaja se mantuvo hasta 1940, fecha en la que la Federación Española de Pelota oficializó el Campeonato Manomanista. Hasta ese momento, el campeón se enfrentaba al aspirante con su mano derecha. Si el aspirante perdía, quedaba eliminado pero, si ganaba, jugaban un nuevo partido utilizando ambos las dos manos. Si el aspirante volvía a ganar, era el campeón.

Chiquito de Azcoitia, Cantabria, Zapaterito de Eibar o Mondragonés precedieron, utilizando esta fórmula, a Atano III, el último de los campeones sin reglamentos y el primer txapeldun oficial. Fue campeón hasta 1948.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *